Noelia Aranda

Noelia Aranda

Graduada en Criminología por la Universitat de Girona. En tercero tuve el placer de hacer un SÉNECA en la Universidad el País Vasco. Me gustó tanto esta tierra que estoy haciendo un Máster en Intervención en Violencia contras las Mujeres en la Universidad de Deusto en Bilbao.

Siendo cada día un poco más (y mejor) criminóloga.

Voluntaria en distintas asociaciones sin ánimo lucro porque es una forma de cambiar el mundo que nos rodea. Porque el mundo se cambia a partir de pequeñas acciones y luchando día a día.

La violencia de género puede ser definida de múltiples formas pero de acuerdo con la Ley 13/2007 de 26 de noviembre, de Medidas de Prevención y Protección Integral contra la Violencia de Género, en su artículo 3 es definida como:

“Cualquier acto de violencia basada en género que tenga como consecuencia, o que tenga posibilidades de tener como consecuencia, perjuicio o sufrimiento en la salud física, sexual o psicológica de la mujer, incluyendo amenazas de dichos actos, coerción o privaciones arbitrarias de su libertad, tanto si se producen en la vida pública como privada.”

Los hombres maltratados existen. No son parte de la ficción como nos quieren hacer creer. En las estadísticas del INE de 2013 en referencia a la violencia doméstica se recogen un total de 7060 víctimas, de las cuales 2635 son hombres, es decir el 37,32%. Como sabemos esto es sólo la punta del iceberg, porque la mayoría de casos y más en caso de maltrato de la mujer hacia el hombre no hay datos fiables.