El delito de tráfico de drogas se encuentra tipificado en el artículo 368 del Código Penal español dentro de los delitos contra la salud pública y en general, dentro de los delitos contra la seguridad colectiva.

Según el citado artículo, la persona que cometa este delito se juzgará de acuerdo a la serie de efectos que puede producir la mercancía incautada en la salud de la persona. Se da la circunstancia que el Código Penal español no recoge especificaciones según la naturaleza de las sustancias intervenidas, de forma que para todas las observaciones especiales habría que acudir a los convenios internacionales en las que España interviene.