El legado de Heman Sweatt

Septiembre 14, 2012 46050
Valora este artículo
(0 votos)

Cuando la segregación racial aún discriminaba a los ciudadanos de EE.UU. por el color de su piel, un joven cartero, negro y tejano llamado Heman Marion Sweatt  (Houston, 1912 – Atlanta, 1982) se interesó por las leyes racistas de su Estado al comprobar que la empresa postal en la que trabajaba no le promocionaba en su puesto, simplemente, porque no era blanco. Sweatt –que ya había participado en diversas campañas reclamando el voto para los negros y realizando cuestaciones para obtener fondos con los que financiar las acciones en pro de sus derechos civiles– decidió matricularse en la única Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, en Austin, donde fue rechazado por su rector Teophilus Painter con el argumento de que ese centro universitario no admitía estudiantes negros.

En 1946, el cartero denunció la discriminación racial del rector en un tribunal del Condado de Travis, pero el proceso se dilató durante seis meses, tiempo suficiente para que el gobierno del Estado pudiese crear una nueva facultad jurídica exclusiva para negros, en Houston [la Texas State University for Negroes (actual Texas Southern University)].

Como el demandante ya disponía de un lugar donde poder realizar sus estudios superiores, el juzgado local desestimó la pretensión de Sweatt, igual que el Tribunal Supremo de Texas al que recurrió en segunda instancia; pero el cartero, que sufrió un ataque al corazón y padeció varias úlceras de estómago, decidió continuar su lucha e interponer un nuevo recurso ante las instancias federales donde se dictó la conocida sentencia del Caso Sweatt v. Painter en junio de 1950.

El Tribunal Supremo de EE.UU. dio la razón al cartero, reconoció su derecho a matricularse en la Universidad de Texas (UT Law School) y enumeró las diferencias existentes entre las dos facultades de Derecho tejanas –la de estudiantes blancos en Austin y la de negros en Houston–  concluyendo que aquella educación no hacía posible ofrecer a los alumnos una igualdad sustantiva. Finalmente, por sus problemas de salud y la separación de su esposa, el activista de los derechos civiles dejó la carrera de Derecho y se trasladó a Atlanta (Georgia), donde fue becado para graduarse en Trabajo Social y acabó impartiendo clases en la Universidad de esta ciudad.

Actualmente, tanto el edificio de los juzgados del Condado de Travis que rechazaron su primera demanda como el campus de la Universidad de Texas donde quiso matricularse y no le dejaron, se denominan Heman Marion Sweatt en su honor.

Modificado por última vez en Viernes, 14 Septiembre 2012 20:15
Carlos Pérez Vaquero

Valladolid (Castilla y León | España 1969).

Escritor (director de Quadernos de Criminología | redactor jefe de CONT4BL3 | columnista en las publicaciones La Tribuna del Derecho, Avante social y Timón laboral | coordinador de Derecho y Cambio Social (Perú) | colaborador de noticias.juridicas.com); ha publicado en más de 600 ocasiones en distintos medios de 19 países; y jurista [licenciado en derecho y doctorando en integración europea, en el Instituto de Estudios Europeos de la Universidad de Valladolid | profesor de derecho constitucional, política criminal y DDHH (UEMC · 2005/2008)].

Sus últimos libros son Las malas artes: crimen y pintura (Wolters Kluwer, 2012) y Con el derecho en los talones (Lex Nova, 2010).

Este blog te acercará a lo más curioso del panorama criminológico internacional de todos los tiempos; y, si quieres conocer otras anécdotas jurídicas, puedes visitar el blog archivodeinalbis.blogspot.com

cpvaquero.blogspot.com