Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site
person_outline
search
Acerca de  la prohibición del “burkini”
Fotografía de Bellmon1 [Flickr.com]

Acerca de la prohibición del “burkini”

“Una mujer es obligada a quitarse el burkini en una playa de Niza”
“Los testigos, al menos cuatro agentes armados se colocaron alrededor de la mujer en la orilla del Paseo de los Ingleses, lugar donde el mes pasado ocurrió el ataque terrorista donde murieron al menos 84, y le pidieron que se quite el hijab, que solo cubre el pelo, las orejas y el cuello. Por llevarlo, le cobraron una multa de 38 euros”
Una noticia, que sé no pasa desapercibida y que además, genera mucha polémica, en mi caso, yo misma tengo sentimientos encontrados, ante estos hechos. Por un lado, me pregunto ¿por qué siempre es la vestimenta de la mujer?, ¿por qué nunca veo a un hombre cubierto, de esta manera extrema? Y sobre todo, permitidme que diga lo que pienso, me planteo si en verdad eligen esta vestimenta de forma totalmente libre y voluntaria como dicen, o son en cierta medida “obligadas” o “coartadas” a elegir esta opción. Estas cuestiones las veo como un tema de género y una continua discriminación hacia la mujer. Además en un intento por comprender las costumbres de estas personas, me planteo  qué ocurriría, si me desplazo a sus lugares de origen, ¿respetarían mi decisión de usar bikini que no burkini, y de no cubrirme el pelo? Siento decirlo pero tengo dudas. Sé que son cuestiones que generan mucha controversia pero estoy realmente preocupada, por la radicalización en la vestimenta de las mujeres, si la comparamos por ejemplo con épocas anteriores como los años 70 donde lo normal no era esta forma de vestir, al menos en muchos países árabes. Y sin duda, todos somos iguales ante la ley como lo postulan las constituciones de los estados democráticos.
Dicho esto, el tema creo que va mucho más allá ¿qué mundo queremos dejar a nuestras generaciones futuras? Cada vez tengo más claro que es necesario la Justicia Restaurativa, no solo como una nueva ciencia penal (puesto que ha quedado demostrado que sus postulados, son igualmente eficaces para otros ámbitos de nuestra vida cotidiana) sino como ciencia social. ¿Por qué? Es preciso que ciertos valores esenciales, que promueve la Justicia Restaurativa vuelvan a formar parte de nuestra vida diaria, y también deben ser “recordados” a los poderes públicos. Estoy hablando de las tres erres de Howard Zehr: respeto, responsabilidad, y fomento de las relaciones de los miembros de la comunidad.
Necesitamos recordar el respeto a todos los seres humanos, aunque los veamos diferentes o piensen distinto a nosotros. Este respeto no ha existido hacia esta mujer, que ha sido tratada de forma irrespetuosa, simplemente por vestir diferente. El respeto es la base de la convivencia humana y es lo que nos hace aceptar que todos somos diferentes, nos hace tener empatía y nos ayuda a valorar a todos los seres humanos, como importantes y esenciales
Desde que nacemos, vivimos en comunidad, todos funcionamos mejor cuando los distintos miembros de la comunidad se sienten integrados y respetados. 
No puede existir integración, si alguien es discriminado, como en el caso expuesto. Somos individuos interconectados, nos relacionamos continuamente con los demás miembros, y por esto, también necesitamos ser responsables. La mayor responsabilidad es asumir que cada persona es importante para el grupo, para la comunidad y que nuestro deber es no juzgar a los demás seres humanos que nos rodean. Esta responsabilidad también es para el estado, porque debe facilitar una convivencia pacífica de todos nosotros, evitando la escalada del odio y para ello, debería ser garante de este respeto, asumir su deber de ayudar a fortalecer las relaciones de los miembros de la sociedad.
Estos aspectos, que estoy comentando de la Justicia Restaurativa son aplicables, como he explicado, no sólo en el ámbito penal sino que más bien debería ser una forma de vida. Solo así, podremos intentar lograr un mundo mejor.
Otra pregunta sobre la noticia sería ¿por qué ahora esta prohibición? A nadie escapa ,que ha sido tras los atentados acaecidos en Francia y otros lugares, sin embargo ¿está justificado? Por supuesto, que no, ya que  lo que se está haciendo es castigar de forma generalizada al ciudadano. El miedo a nuevos atentados, no puede ser el punto de partida para adoptar leyes restrictivas de derechos, con nada de empatía e irrespetuosas con alguien que piensa, viste o simplemente es diferente a las demás personas. Una vez más, las normas se vuelven retributivas cuando lo que debería hacerse es todo lo contrario.
En mi humilde opinión, ante el miedo, lo mejor sería crear un gran espacio de justicia restaurativa, donde todos los ciudadanos, sin límites pudieran dialogar y conversar sobre sus diferencias pero también sobre los aspectos que los unen. Esto sería una manera de empoderarlos y de mostrar el respeto por todos y cada uno de ellos.
Más que estigmatizar, etiquetar y aislar es el momento de ser responsables y crear un sentimiento de comunidad, fomentando prácticas restaurativas comunitarias como motor social. Estas prácticas favorecerán los lazos sociales y evitarán o al menos harán disminuir, los posibles, miedos, inseguridades o desconfianza de unos miembros para con otros.
Es más fácil, hacer algo constructivo que destructivo, algo positivo que negativo, es más fácil integrar que estigmatizar….pero no sé por qué nos cuesta mucho. Por eso, es urgente educar en justicia restaurativa, desde la más tierna infancia para no toparnos con adultos insensibles e irrespetuosos.
Modificado por última vez en Domingo, 28 Agosto 2016 09:42
Licencia de Creative Commons
Criminología y Justicia, con ISSN-e: 2174-1697, by http://crimyjust.com se encuentra bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
×

Criminología y Justicia solicita su permiso para obtener datos estadísticos anónimos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Para saber más sobre nuestra política de privacidad, haz click en el link a continuación privacy policy.

Yo acepto las cookies de este sitio.

EU Cookie Directive Module Information