“El yerno del rey, Iñaki Undargarin, espera avanzar en los próximos días para negociar una conformidad con el fiscal que implicaría declararse culpables, devolver los fondos malversados y así eludir una pena que implique su ingreso en la cárcel.

La fiscalía de Baleares no aceptará un pacto a la baja ni una oferta blanda dada la magnitud de las partidas de dinero desviado y la carga penal de los delitos.

El pago de 3.5 millones para cubrir la responsabilidad civil por los perjuicios causados es necesario para que se les aplique la atenuante de reparación del daño”

El gobierno central no sólo perfeccionará la vía Nanclares sino que asumirá una de sus medidas más singulares. El plan integral de reinserción de presos de ETA, incluirá un encuentro entre etarras y sus víctimas para que pidan perdón. Las reuniones serán facultativas y solo tendrán lugar a iniciativa de las víctimas….Para interior estas reuniones de “reparación moral” tendrán efectos muy positivos tanto para víctimas como para terroristas”.

Una vez más ha saltado a la actualidad un tema que ya he tratado en varias ocasiones, el plan de reinserción de presos de eta y los posibles encuentros restaurativos con sus victimas. Esta vez es algo más positivo, por varias razones importantes. La primera es que se ha acabado con el secretismo del anterior plan con respecto a este tema, y es que si se quiere beneficiar a las víctimas, conseguir la reinserción de muchos de los presos terroristas y sobre todo que la sociedad no se “eche las manos a la cabeza” es necesario informar. Todas estas medidas deberían contar con el conocimiento previo de las victimas antes de que salgan a la luz pública y no al contrario, porque se trata de temas muy delicados y que generan gran sensibilidad, como es lógico, en las victimas y su entorno.

"Sor María Gómez Valbuena, se ha negado  a hablar ante el juez por su supuesta implicación en el caso de niños robados. Y por tanto permanecerá imputada por el delito de detención ilegal. Tras acogerse al derecho a no declarar, salió escoltada por varios policías. Decenas de madres que buscan a sus hijos tenían las esperanzas depositadas en que Sor María esta vez, contara al juez lo que hizo y lo que sabe. Si no lo paga aquí, lo pagará arriba, dijo una de las afectadas. Merece el mayor de los castigos…”

Una vez más nos encontramos con unas víctimas totalmente desamparadas y que llevan años con el estigma de serlo, mientras otras recién acaban de descubrir que fueron arrebatadas de sus familias. Todas ellas han sufrido serios daños y una compensación muy difícilmente puede mitigar las consecuencias de este delito, cuyos perjuicios se han continuado en el tiempo y sus efectos se dejaran notar en muchas de las personas afectadas de por vida.

"El asesino de Ana María Jerez Cano, la niña de nueve años asesinada y violada en 1991 en Huelva por José Franco de la Cruz, alias “el boca”, ha abandonado la prisión de Morón de la Frontera, tras cumplir 21 años de los 44 a los que fue condenado por este crimen. A su salida de prisión, “el boca” ha manifestado que no se arrepiente de nada porque no ha hecho nada y también ha declinado pedir perdón a la familia de la víctima porque es inocente de los hechos por los que fue condenado. La madre de la víctima por su parte se siente discriminada y engañada, porque en este caso no se ha aplicado la doctrina Parot, y en otros muy similares si”

 

Últimamente se pueden escuchar una y otra vez noticias, en las que aunque aparentemente parece que se está pensando en las victimas, la verdad es que  no solo no es así, sino que nunca se las tiene  en consideración. Esto además de ser preocupante, no deja de ser irónico pues si alguien debe ser atendido y escuchado, son precisamente las víctimas tanto directas como indirectas del delito, con independencia de su edad, sexo, religión u orientación política.

El otro día se podía leer “El Supremo absuelve por mayoría a Garzón por intentar investigar los crímenes del franquismo. Garzón estaba acusado de infringir la ley de amnistía votada por el Parlamento español en 1977”

Por encima de valoraciones sobre la sentencia y sobre la figura de este juez que genera pasiones encontradas, están las victimas.

Para enfocar esta pregunta he tomado una noticia al azar sobre una víctima de un delito muy serio, que ha perdido a su hija.

“Ni las llamadas de atención del Presidente del Tribunal de la Audiencia Nacional, ni la cercanía física de los terroristas amedrentaron a Toñi Santiago, la madre de la niña de seis años, asesinada en el atentado de Santa Pola (Alicante), para increpar a quienes, según confesó entre lágrimas, le habían amputado el alma.A ella el atentado, no le quitó “una pierna ni dos dedos. A mi, me han amputado el alma y el corazón”, aseveró. Por eso esperaba que los terroristas no vuelvan a acercarse a ninguna criatura”.

He puesto este ejemplo, no ya por tratarse de terrorismo, sino por ser un delito grave en el que la víctima ha sufrido daños morales y espirituales, muy difíciles de compensar. Pero cualquier víctima de un delito serio, me hubiera servido para ilustrar una inquietud que empiezo a tener desde hace unos meses ¿Por qué?

El ministro de Justicia, ha anunciado una ley de mediación y jurisdicción voluntaria para agilizar la Justicia, permitirá a notarios tramitar bodas civiles y conceder divorcios de mutuo acuerdo”

Con estas noticias no me extraña que haya cierta confusión sobre qué es mediación, quienes pueden ser mediadores, y cuales son los beneficios. Os contaré que estoy  preparando la II edición de un Congreso Internacional sobre Justicia Restaurativa y Mediación Penal, por eso el otro día entregué un tríptico de este evento a un juez, él lo cogió, lo miró y dijo: “Ah, mediación, pero luego al darse cuenta que era mediación en materia penal, me comentó muy seriamente: “pero la penal no nos quita trabajo, tu dedícate  a la civil, esa si nos puede quitar trabajo”.

Claro podéis imaginar mi cara de espanto ante semejante comentario tan desafortunado, pero no solo por el total desconocimiento de qué es la mediación y sobre todo la mediación en materia penal sino también porque tal pareciera que hasta los jueces se han cansado de serlo.

“Los padres de Marta del Castillo estarán este miércoles en Telecinco, en un especial: una sentencia dolorosa. El cuerpo de Marta nunca ha aparecido pero la Justicia ya se ha pronunciado. Nunca una sentencia había provocado tanta polémica y tanto dolor” Así esta cadena lleva varios días promocionando el programa especial sobre la sentencia que condena a Miguel Carcaño.

“El padre de Marta criticó con dureza la sentencia de la Audiencia de Sevilla que condena a Miguel Carcaño a 20 años y absuelve a los otros tres imputados, acusados de encubrimiento”

Estas son algunas de las noticias sobre la sentencia de uno de los casos que más alarma social han creado en España.

 

“El preso más antiguo de España indultado parcialmente por el último consejo de ministros socialista sigue en prisión, Miguel Montes Neiro lleva más de 35 años en prisión y sigue pendiente de que la Audiencia Provincial de Granada reviste su caso”

 

Respecto de este tema, del que ya hablé, me preocupa cómo ha podido fallar el sistema de rehabilitación y reinserción ya que según el artículo 25 de nuestra constitución, todas las penas privativas de libertad tienen este objetivo. Y es que no sólo es el largo tiempo que lleva en prisión sin delitos de sangre, sino también es importante las diferencias de trato que se producen, no ya entre las víctimas sino también entre los presos.

 

Y como ejemplo, me pregunto ¿si llevan meses hablando de conceder beneficios penitenciarios a presos extremadamente peligrosos que han cometido muchísimos delitos de sangre, siempre que pidan perdón a sus víctimas? ¿Por qué no se permite lo mismo con este otro tipo de infractores a todas luces menos peligrosos, con una lista de fechorías menores? Otro ejemplo ¿Por qué los presos “de guante blanco”, también obtienen de una forma más rápida beneficios penitenciarios?

 

Estoy empezando a pensar que el artículo 14 de la constitución española, en el que se dice que todos somos iguales ante la ley, no sólo es un ideal, sino que es un artículo totalmente imposible de aplicarse pues tal parece que hay presos e infractores de primera categoría y de segunda categoría.

 

 

Año Nuevo, ministros nuevos, incluido nuevo ministro de Justicia, por eso y ante la proximidad de la llegada de los Reyes Magos, me gustaría hacer mi lista de lo que quiero para la Justicia en este año 2012 y por supuesto los siguientes años.

Me gustó la primera afirmación del Sr. Ministro de Justicia, don Alberto Ruiz-Gallardón: “pocas y buenas leyes”, si señor, esto es importante por cuanto de nada sirve hacer mas y más leyes, si luego se regula en exceso haciendo imposible su aplicación o se dejan tantos vacíos legales que al final, no se sabe que se puede o no hacer con esa ley.

Por tanto, en este sentido me pareció interesante su idea, si embargo todo mi gozo en un pozo, cuando escuché otros comentarios.