El ADN demuestra la muerte de Bin Laden

Mayo 04, 2011 9555
Valora este artículo
(0 votos)

Ante la avalancha de información, facilitada por innumerables medios de comunicación, en torno a la muerte de Bin Laden, la relativa a su filiación ha pasado casi inadvertida. Lo cierto es que, debido a la sorprendente rapidez con la que se ha verificado la identidad del terrorista más buscado por los servicios de inteligencia en los últimos años, surge la siguiente pregunta: ¿Es posible realizar un análisis de ADN en tan poco tiempo?

Recordemos que, según las agencias internacionales, el grupo de veinte soldados que llevaron a cabo la operación, comenzaron su intervención sobre la 01:00h de la madrugada, hora local de Pakistán, (16:00h en la capital de EEUU)  dándola por finalizada a las 01:40h (sobre las 17:00h, hora estadounidense) y las primeras noticias sobre la identificación por ADN se producían durante la mañana del lunes, en Estados Unidos. Por tanto EEUU contó con 16 horas para trasladar el cuerpo al portaaviones y analizar su ADN comparándolo con el de un familiar.

 

Al mismo tiempo, y según dichas fuentes, un miembro del comando de élite, realizó una foto del cadáver para que los analistas, ayudándose de un programa de reconocimiento facial basado en la biometría, terminasen afirmando que existía un 95% de probabilidades de que se tratara de Bin Laden.

Según expertos en ciencias forenses, la prueba de ADN para una identificación genética, teniendo tanto la muestra dubitada como la indubitada, se puede realizar en 5 o 6 horas. Recordemos que EEUU disponía de ADN de una de las hermanas del terrorista, que murió en Boston de un cáncer.


La técnica empleada en este tipo de casos, se conoce como Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), cuyo objetivo es obtener un gran número de copias de un fragmento de ADN, partiendo de una muestra mínima. En las ciencias forenses se emplea para establecer la filiación de una persona o para obtener pruebas a partir de muestras mínimas dejadas por el autor de un crimen como saliva, semen u otros restos de tejidos.


El método se desarrolla en un periodo de pocas horas y no incluye ningún paso de ligación ni transformación, sino que se basa en la acción cíclica de una polimerasa de ADN que amplifica selectivamente la región de interés y no otra.




 

Jorge Esteban Martín

Criminólogo | Diplomado Superior en Investigación Privada | Director de Seguridad

Modificado por última vez en Miércoles, 19 Septiembre 2012 15:26