La considerada como la “mayor organización internacional que actuaba en España dedicada al tráfico ilegal de medicamentos, hormona de crecimiento y sustancias dopantes”, se ha desarticulado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía en una operación llevada a cabo en Madrid, Andalucía y la Comunidad Valenciana.