Lluís Corominas, yerno de la familia Tous y antiguo jefe de seguridad, será juzgado por un jurado popular en los próximos días, enfrentándose a una posible pena de 11 años de prisión por haber matado, presuntamente, a uno de los hombres que asaltaron el domicilio familiar en Sant Fruitós de Bages el 9 de Diciembre de 2006.