Una de las denuncias más reiteradas respecto a las actuaciones de los Mossos d'Esquadra, no solo en lo acontecido el pasado viernes sino en incidentes anteriores, se da respecto a la dificultad por parte de los ciudadanos para identificar a los cuerpos policiales. Al respecto existe en Catalunya el decreto 217/2008 de 4 de noviembre, sobre la utilización del número de identidad profesional en determinadas piezas de los uniformes de la policía de la Generalitat-mossos d'esquadra, que indica lo siguiente:

Articulo único

.1 Las piezas visibles de los uniformes de la policía de la Generalitat-mossos d'esquadra, que lleven puestas en la parte superior del cuerpo los funcionarios y funcionarias, deberán llevar incorporada, en la parte delantera superior derecha, una veta adherente de color azul marino de 2 cm de anchura y 5 cm de largo, en la que ha de constar el número de identidad profesional.

.2 Se exceptúa en la previsión formulada en el apartado anterior las piezas del uniforme de gala.

Échale un vistazo a esta filiación griega fechada en Alejandría en el siglo II; concretamente, el 10 de junio del año 196:i

Un joven, esclavo de Aristógenes, hijo de Crisipo –el diputado de Alabanda– que lleva el nombre de Xermón, alias “Nelios” ha huido. Es un sirio de Bambyke, de unos dieciocho años de edad, de talla medina, sin barba; tiene las piernas rectas, el mentón con fositas, una verruga en forma de lenteja en la cara izquierda de la nariz, una cicatriz en la comisura derecha de la boca y está tatuado con caracteres bárbaros en la muñeca derecha. Lleva una bolsa conteniendo tres minas y diez dracmas de oro, un anillo de plata sobre el que está representado un vaso de perfumes, y una raqueta. Se halla vestido de una clámide y de un delantal de cuero, y va acompañado del esclavo Bión, rechoncho, ancho de espaldas, de ojos verdosos, y que se halla vestido de una túnica y de la pequeña capa de esclavo.

¿Sorprendente, verdad?

Ante la avalancha de información, facilitada por innumerables medios de comunicación, en torno a la muerte de Bin Laden, la relativa a su filiación ha pasado casi inadvertida. Lo cierto es que, debido a la sorprendente rapidez con la que se ha verificado la identidad del terrorista más buscado por los servicios de inteligencia en los últimos años, surge la siguiente pregunta: ¿Es posible realizar un análisis de ADN en tan poco tiempo?