Alfredo Pérez Rubalcaba compareció ayer en rueda de prensa para mostrar la posición del Gobierno respecto a la muerte de Bin Laden. Afirmó que se trataba de una operación "muy importante" y habló de "un golpe muy duro para Al Qaeda", que ha venido repitiendo a lo largo de la rueda de prensa.

Así mismo, Rubalcaba no descartó la posibilidad de sufrir represalias tras la muerte de Bin Laden: "no se pueden descartar represalias anque todo parece apuntar que la muerte de Al Qaeda es un golpe duro"