“Los padres de Marta del Castillo estarán este miércoles en Telecinco, en un especial: una sentencia dolorosa. El cuerpo de Marta nunca ha aparecido pero la Justicia ya se ha pronunciado. Nunca una sentencia había provocado tanta polémica y tanto dolor” Así esta cadena lleva varios días promocionando el programa especial sobre la sentencia que condena a Miguel Carcaño.

“El padre de Marta criticó con dureza la sentencia de la Audiencia de Sevilla que condena a Miguel Carcaño a 20 años y absuelve a los otros tres imputados, acusados de encubrimiento”

Estas son algunas de las noticias sobre la sentencia de uno de los casos que más alarma social han creado en España.

 

Año Nuevo, ministros nuevos, incluido nuevo ministro de Justicia, por eso y ante la proximidad de la llegada de los Reyes Magos, me gustaría hacer mi lista de lo que quiero para la Justicia en este año 2012 y por supuesto los siguientes años.

Me gustó la primera afirmación del Sr. Ministro de Justicia, don Alberto Ruiz-Gallardón: “pocas y buenas leyes”, si señor, esto es importante por cuanto de nada sirve hacer mas y más leyes, si luego se regula en exceso haciendo imposible su aplicación o se dejan tantos vacíos legales que al final, no se sabe que se puede o no hacer con esa ley.

Por tanto, en este sentido me pareció interesante su idea, si embargo todo mi gozo en un pozo, cuando escuché otros comentarios.

Ana Mato, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad utilizó el concepto “violencia en el entorno familiar” como sinónimo de violencia de género. Esto ha generado reacciones desde diversas entidades como la Federación de asociaciones de mujeres progresistas y Federación de asociaciones de mujeres separadas y divorciadas. Estas y otras asociaciones hablan de que la violencia de género se sustenta en una cierta superioridad del hombre sobre la mujer y no va a desaparecer hasta que se sustituya por uno de igualdad. Por eso en su opinión, si se llama violencia familiar no se va a luchar por abolir este modelo de desigualdad.

¿Puede la justicia llegar a parecer justa a los ojos del ciudadano?

Esta pregunta me la hago cada vez que oigo nuevas medidas para la modernización y agilización de la justicia. Soy consciente y sé que el tema es complicado, porque cuando fui juez, enseguida me dí cuenta que hiciera lo que hiciera, nunca las dos partes iban a quedar satisfechas, incluso para más inri, me percaté que ni dando la razón a una de las partes, la gente quedaba contenta.

Como siempre estoy hablando de Justicia Restaurativa, hoy me gustaría contar una historia “real como la vida misma”, triste y estremecedora pero a la vez esperanzadora ¿por qué? Porque quiero mostrar los beneficios de esta forma de ver la justicia, en primer lugar para la víctima y en segundo lugar para infractores y comunidad. También me pregunto y aprovechando la época de elecciones,  por qué tan sólo hay pequeñas referencias a mediación en los programas de los partidos, esto sin duda es perjudicial para el sistema de justicia.

Hoy voy a hablaros de un caso real, con el nombre real de la valiente persona que ha querido contar su “historia”, “para ayudar a más victimas a dejar de serlo”. Jo Nodding fue víctima de violación por un chico que además conocía, Darren. Esto ocurrió en el año 2004 y durante semanas intentó superar lo que la había pasado  y que tanto la afectaba a ella y a su familia. El violador no reconoció al principio el hecho, hasta las pruebas de adn que confirmaron que era su violador, por eso encima tuvo que asistir al juicio, y allí fue la primera vez que le vio cara a cara.

El lunes pasado en la llamada “conferencia de paz” vimos paseando, por San Sebastian, como si actores de Hollywood se tratara, a unos cuantos actores extranjeros (y eso que el festival de cine de esta ciudad hace semanas que acabó).

De ese día se han podido leer noticias como la siguiente de la que he hecho un resumen: “Se refieren al terrorismo de ETA como “conflicto vasco”. Partiendo de este punto los representantes que se reunieron el lunes en la conferencia de Paz de San Sebastian, reclamaron por un lado el fin de la actividad violenta y por otro que el Gobierno español y el francés accedan a una negociación sobre el desarme de la banda y el futuro de los presos. La declaración de los reunidos habla de “reconocer, compensar y asistir a las víctimas”. Los mediadores engloban en víctimas a los heridos y muertos en los atentados junto con los terroristas detenidos y fallecidos…”

Lo primero que me pregunto es ¿por qué nadie les ha dado a estos señores un diccionario de conceptos o una enciclopedia, porque aunque estamos en la época de las tecnologías modernas, está claro que estas personas deberían haber usado un diccionario como los que utilizábamos en el colegio los que tenemos más de treinta años. ¿Por qué? Porque desgraciadamente han confundido “churras” con “merinas”.

No hay duda estamos en época de elecciones, es la conclusión que se puede extraer de las palabras de Federico Trillo cuando hace unos días dijo “que su partido propondrá la cadena perpetua revisable como pena máxima. Según él, catorce países europeos ya cuentan con la cadena perpetua revisable y la apoya el 82% de la opinión pública”

Esta cadena perpetua existe en países como Francia, Reino Unido, Alemania y Holanda y consiste en una pena de prisión perpetua que pasados unos años-el plazo es diferente en cada país-es revisable: si el preso tiene pronóstico favorable de reinserción puede acceder a la libertad, sino sigue en la cárcel”

Parece increíble pero así es, últimamente todo vale, se hace cualquier cosa como confundir a la población, sí, porque tanto algunos políticos como medios de comunicación, nos hacen creer o al menos deducir que en España, las penas son muy blandas y que cometer un delito sale muy barato, así además de votos y audiencia, generan un movimiento popular en pos de un endurecimiento de las penas muy rentable y a todas luces innecesario e injustificado.

Hace unos días mientras se aprobaba la ley de reconocimiento y protección integral alas víctimas del terrorismo, los presos de la banda terrorista ETA escenificaron su adhesión al llamado acuerdo de Guernica, texto promovido hace un año por la izquierda abertzale para conseguir la paz en el País Vasco por medios exclusivamente políticos. El colectivo de reclusos quiso que dos de sus miembros históricos Jon Agirre Ageriano y Gloria Rekarte plasmasen su rúbrica en el documento y así reivindicase un papel activo en el proceso de paz.

Lo triste es que por ejemplo este Agiriano nunca ha mostrado arrepentimiento por los tres asesinatos que cometió entre ellos la de un niño de trece años en la localidad de Azpeitia.

Pero quizá lo más penoso o inquietante es que el gobierno valore como un paso importante e inédito  el anuncio del colectivo de presos, al sumarse al acuerdo de Guernica, aunque eso sí, matizan que no es el que esperaba la sociedad y por tanto no es el paso definitivo que anuncie el fin de la banda.

Menos mal, sólo faltaba, ¿acaso todo vale, todo olvidado con la actitud en teoría menos violenta de los presos de ETA? ¿Qué respeto se tiene a las víctimas, dando una “palmadita” en la espalda a los terroristas por anuncios tan ambiguos y engañosos?

Escuchar noticias sobre asesinatos siempre supone una gran tristeza y cierta indignación por no poder asumir el por qué de la maldad….sin embargo se me ponen los pelos de punta cuando el asesinato se ejecuta por el propio estado y en un supuesto acto de justicia. La triste historia que voy a compartir con vosotros, y que seguro, ya habéis oído, se resume así:

“Pese a las voces autorizadas, incluso la Unión Europea intentó evitar la ejecución, una inyección letal ha acabado con la vida de Troy Davis, acusado de matar a un policía de 1989. La ejecución programada se cumplió durante esta madrugada, después de que la Corte Suprema de EEUU, rechazase una apelación de los abogados de Troy Davis de 42 años y raza negra. “No fue mi culpa, no tenía pistola. Soy inocente”, aseguraba Davis antes de recibir la inyección según relataron testigos de la ejecución a la prensa. Siete de los nueves testigos que declararon en su contra en el juicio se habían retractado posteriormente según su defensa. 1269 ejecuciones en 34 estados ha habido en lo que esta vigente la pena de muerte desde 1976.”

Cuando leí esta noticia me acordé de mi época de estudiante y del derecho romano, más concretamente de la definición de derecho, que ya en su día hizo Celso y que aparece en el Digesto “el derecho es el arte de lo bueno y lo justo”. ¿Qué de bueno y justo tiene un asesinato del Estado amparado en que es de justicia cometerlo?

Cuando hablamos de violencia escolar hacemos referencia a cualquier tipo de violencia que se da en contextos escolares, bien sea dirigida al alumnado, al profesorado o a las propiedades. La violencia puede tener lugar tanto en las instalaciones escolares (aulas, patios, lavabos) como en los alrededores del centro y en las actividades extraescolares.